Contáctanos | nav-phone 01800 UHMA TEL

Nuestro blog saludable

Artículos, noticias y consejos sobre Salud Laboral y Bienestar.

blog-header-img

Incentivos para programas de salud: ¿palo o zanahoria?

Escrito por Dr. Benjamin Villaseñor el lunes, 22/07/13 06:00

salud laboral incentivos

 

Con el objeto de disminuir los gastos de salud, las empresas suelen implementar programas de salud y bienestar. Ahora bien, como parte de estos programas se establecen diversas formas de aumentar la participación los trabajadores a costa de sanciones o incentivos. Por ejemplo premiar a la gente con peso saludable y disminuir el salario de las personas con sobrepeso; la cuestión es que la forma hace toda la diferencia: "palo o zanahoria", sanción o premio.

Una reciente investigación, publicada en la revista Psychological Science, perteneciente a la Association for Psychological Science, demuestra que las estrategias que llevan a las bonificaciones más altas para las personas con sobrepeso son percibidas como castigos.

El investigator David Tannenbaum de la Anderson School of Management de la University of California, Los Angeles, realizó un estudio sobre cómo el enfoque de los incentivos podría influir en las actitudes de las personas. "Dos marcos que son lógicamente equivalentes pueden comunicar cualitativamente diferentes mensajes." explica Tannenbaum. 

En el primer estudio, formado por 126 participantes de una empresa ficticia que discutía el manejo de sus políticas de salud, fueron comunicados sobre los crecientes costos en salud a los que se enfrentaban, debido a un mayor porcentaje de empleados con sobrepeso. Al mismo tiempo se les dieron a conocer 4 opciones de programas. 

El primer programa basado en premios o "zanahoria" como lo llamaron en el estudio dio como resultado una reducción de $500 dólares en el costo de salud por cada persona con peso saludable, mientras que el plan de "palo" o sanción, aumentó el gasto para las personas con sobrepeso en $500 dólares. Por lo tanto, los dos planes funcionaron de manera equivalente, de tal manera que por cada empleado con peso normal se pagó anualmente $2,000 dólares y por empleados con sobrepeso se pagaron $2,500 dólares por año en costos de salud.

Los otros dos planes adicionales basados en "palo" o sanción, dieron lugar a una prima de $2,400 dólares para las personas con sobrepeso. Los participantes percibían los programas de sanción como castigos por exceder su peso y era mucho menos probable que participaran en ellos.

Aún así, no hay gran distinción entre los 3 programas basados en sanciones a pesar de la diferencia de $100 dólares. En cambio, la percepción al evaluar los programas que decidían castigar a alguien por exceso de peso, era una totalmente negativa, independientemente de las posibilidades de ahorro que poseían.

Los datos mostraron que los incentivos basados en sanciones puede tener consecuencias psicológicas negativas para los individuos afectados: Las personas con mayor índice de masa corporal (IMC) informaron que iban a sentirse particularmente señaladas en los tres programas de "palo" o sanción. 

Otro estudio intercambia los papeles y coloca a los participantes en el asiento del tomador de decisiones para ver si los planes basados en el "palo" o la "zanahoria"  reflejan realmente actitudes diferentes. Los participantes que mostraron altos niveles de prejuicio en contra de las personas con sobrepeso son más propensos a elegir programas de sanciones, como era de esperarse, su justificación fue distinta si su tendencia era explícita o implícita:

"Los participantes a quienes disgustaban explícitamente las personas con sobrepeso, fueron igualmente explícitas en su decisión, admitiendo que eligieron una política de "palo" "con base en las actitudes personales", señaló Tannenbaum.  "Los participantes a quienes disgustaba de manera implícita que las personas tuvieran sobrepeso, justificaron sus decisiones con base en que era la opción más económica de la acción."

Irónicamente, si estaban de verdad preocupados por las consecuencias económicas deberían haber elegido el plan basado en premios o "zanahoria", ya que ahorraría a la compañía $100 dólares por empleado, En su lugar, estos participantes elegían la estrategia que castiga efectivamente a las personas con sobrepeso, incluso en los casos en que la política de "palo" o "garrote" implicaba un costo financiero para la empresa.

Tannenbaum concluye que estos efectos de encuadre pueden tener consecuencias importantes en diversas esferas de la vida real:

"En un sentido amplio, nuestra investigación afecta a los responsables de la política en general", mencionó Tannenbaum. " Lógicamente políticas equivalentes a diversos ámbitos –como establecer opciones por defecto para la donación de órganos o de ahorros para la jubilación–, pueden comunicar mensajes muy diferentes, y su comprensión puede ayudar a las autoridades a establecer políticas más eficaces."

Por supuesto, en Uhma estamos a favor de programas basados en incentivos por premios, porque la satisfacción y la felicidad de las personas van de la mano con el bienestar, la creatividad y la productividad; lo cual no sólo ahorra gastos en salud, sino que disminuye la tasa de rotación, aumentando el compromiso y la estabilidad de nuestra fuerza laboral.

 

Uhma ofrece programas de salud laboral y bienestar para que tus empleados sean más felices, saludables y productivos, de forma que tu empresa aumente su competitividad.

Haz clic aquí para ver un video sobre nuestro programa

Topics: Seguridad ocupacional y prevención, Recursos humanos y motivación, Salud laboral y bienestar empresarial

Suscríbete a nuestro Blog

home-webinar

Asiste a Nuestro Webinar

Webinar Gratis Descubre cómo tener una fuerza laboral más feliz, saludable y productiva con programas de salud laboral y bienestar empresarial.

home-ebook

eBook Gratis

Programas Corporativos de Bienestar Estrategias para aumentar la salud y la productividad de tu capital humano.