Blog de bienestar y salud laboral

Clima laboral: Amor en la oficina


clima laboral amor oficina

 

En el amor no hay reglas, mientras muchos solteros se mueven en amplios círculos sociales sin encontrar a su media naranja, hay quienes no mueven un sólo dedo para encontrarlo y se lo topan a la vuelta de la esquina.

¿Cómo reaccionar si Cupido llega de pronto a tu lugar de trabajo?

Es muy común recibir el consejo de "no mezclar negocios con placer", pero también decimos "en la guerra y en el amor todo se vale". Mucha gente se ve frente a esta difícil situación sin saber cómo actuar.

Según Loïc Roche, doctor en psicología, autor del libro "Cupido en el trabajo"  dice que "en promedio, cada empleado adquiere una nueva pareja sexual en el entorno profesional, al menos cada siete años." Agrega además que al iniciar un puesto de trabajo toma aproximadamente cuatro meses en promedio conseguir una pareja sexual, contra seis a doce meses si se hace fuera del lugar de trabajo. 

Es muy factible enamorarse en el trabajo, confirma la investigadora Alain Samson, autora de la publicación "Sexo y coqueteo en la oficina", debido a que es el lugar donde mayor tiempo pasamos después de casa.

Obviamente todos tenemos derecho a enamorarnos en nuestro lugar de trabajo, observa el abogado Eric Rocheblave, especialista en derecho laboral. Sólo hay que tomar algunas precauciones, ya que cuando no se corresponden los sentimientos puede que las cosas se compliquen. Una invitación a cenar o una declaración de amor, no se consideran acoso sexual, si estos hechos permanecen aislados. Pero todo cambia si se vuelven insistentes y repetitivos. 

La Ley Federal del Trabajo en México no contempla, en alguno de sus artículos, la obligatoriedad para las empresas de promover las condiciones de trabajo que eviten el acoso, además de establecer procedimientos para su prevención y sanción. El acoso sexual en el entorno laboral trae consecuencias negativas tanto para la víctima como para la empresa. Tiene efectos devastadores en el clima laboral, ya que por una parte, la persona acosada ve resentida su salud física y emocional, pierde la confianza y la autoestima, y su carrera profesional se estanca ya que seguramente cambiará de empleo o le pedirán su renuncia. Los compañeros de trabajo que la rodean sufrirán también las consecuencias, ya que se vuelven testigos de esta mala experiencia y muchas veces se ven frustrados o se sienten cómplices por no poder ayudar.

Pero como dije al principio, para el amor no hay reglas y cuando funciona sin sacrificar nuestro bienestar e integridad debemos considerarle seriamente. A fin de cuentas, el 20% de los matrimonios se forman en el lugar de trabajo. La relación debe prosperar mientras no cause dificultades en los objetivos de la empresa y la pareja sepa llevar su relación con madurez y limitar su efusividad al exterior de la oficina.

Los empleados que se relacionan a nivel de amantes (relación no formal, limitada al contacto sexual) generalmente no están expuestos a repercusiones laborales, sólo a chismes y críticas. Menciona Odile Lamourère, consejero matrimonial autor de "Los secretos de las parejas que perduran", e invita a quienes se enamoran en la oficina a guardar la máxima discreción.

Errores más comunes en el amor en la oficina

Comunicárselo demasiado rápido a tus colegas

Si sentiste amor a primera vista no hace falta externado de inmediato. Hazlo discretamente, averigua primero su estado civil y espera un poco de tiempo hasta tener más confianza para insinuárselo y ver su reacción. 

Recuerda que según una estudio calculó que un secreto confiado en una empresa, se repitió en promedio a 2.7 personas.

Que tu jefe sea el último que se entere

Aunque se trate de tu vida privada, no es diplomático que enteres a todo mundo menos a tu jefe sobre tu compromiso romántico con alguien más de la empresa. Platícaselo y dile que tu profesionalismo está ante todo y que no afectará tu rendimiento.

Demostrar demasiado el afecto

Pase lo que pase, una empresa necesita mantener ciertos niveles de producción e imagen. Por lo tanto reserva tus impulsos para la intimidad fuera de la oficina, ya que podrías incomodar a los demás o buscarte problemas con tus superiores.

No establecer límites entre la vida cotidiana y el trabajo

La ropa sucia se lava en casa, así que seguro tendrás temas qué tratar con tu pareja y que sólo les incumbe a los dos. Hazlo fuera del horario y lugar de trabajo, y dedícale el tiempo mínimo si es urgente. 

Y por último practica siempre estas virtudes para construir una relación sólida y duradera:

• Honestidad
• Profesionalismo
• Discreción
• Respeto

New Call-to-action

Categorías: Innovación en recursos humanos Estrés laboral y salud mental

 

Agradecemos tus comentarios