Blog de bienestar y salud laboral

El apoyo social en el trabajo reduce el riesgo de diabetes


salud laboral apoyo social

Los casos de diabetes tipo 2 se incrementan constantemente en México y Estados Unidos. El desarrollo de esta enfermedad se asocia con factores de riesgo como la obesidad, la hipertensión y la falta de actividad física. Una investigación reciente ha demostrado que el estrés laboral también puede tener un impacto significativo.

El Dr. Sharon Toker de la Facultad de Administración de la Universidad de Tel Aviv ha descubierto que los bajos niveles de apoyo social y los altos niveles de estrés en el lugar de trabajo pueden predecir con precisión el desarrollo de la diabetes a largo plazo, incluso en los empleados que parecen estar sanos. Este estudio fue publicado en el Diario de Psicología de Salud Ocupacional y contribuye a investigaciones que vinculan las condiciones de trabajo a la salud física y mental.

La investigación fue llevada a cabo durante 3.5 años, en hombres y mujeres de mediana edad (alrededor de 48 años), estableciendo la premisa inicial de que las condiciones de trabajo tienen un efecto preventivo o productivo en el desarrollo de diabetes tipo 2. 

El riesgo de desarrollar diabetes en los participantes que reportaron tener un alto nivel de apoyo social en el trabajo fue de 22% menor en el transcurso del estudio.

En cambio quienes reportaron exceso o insuficiente actividad laboral fueron 18% más propensos a desarrollar la enfermedad. En los resultados se controlaron varios factores de riesgo como la edad, la historia familiar, el nivel de actividad y el índice de masa corporal.

Este es un hallazgo preocupante en cuanto a salud laboral se refiere, ya que existe un aumento alarmante en la tasa de diabetes en trabajadores de mediana edad. Esto significa un aumento en los costos de salud para los empleados y los empleadores, lo que trae como consecuencia ausentismo y seguros médicos con primas altas.

Evaluación de las condiciones laborales

Para este estudio, llevado a cabo con la colaboración del Profesor Arie Shiron de la Universidad de Tel Aviv, el Dr. Galit Armon de la Universidad de Haifa y el Dr. Samuel Melamed del Colegio Académico Yaffo de Tel Aviv, los investigadores reclutaron a 5,843 personas que visitaron un centro de salud en Tel Aviv para un examen físico de rutina patrocinado por su empleador. En estas visitas iniciales, todos los participantes eran sanos y no presentaban indicios de díabetes.

Para evaluar si el esfuerzo físico y psicológico causado por el ambiente de trabajo puede predecir el desarrollo de la diabetes, el Dr. Toker y sus compañeros investigadores encuestaron a los participantes de acuerdo a un "modelo extendido de estrés laboral", que toma en cuenta las medidas de apoyo social, la carga de trabajo percibida y la percepción de control sobre el ritmo y los objetivos de trabajo. 

Después de la entrevista inicial y el examen médico, la salud de todos los participantes fue monitoreada por un periodo de 41 meses, tiempo durante el cual, 182 participantes desarrollaron diabetes. Cuando estos resultados se analizaron en relación a las condiciones de trabajo reportadas, el apoyo social surgió como un factor importante de protección contra el desarrollo de la enfermedad. Con individuos apoyados significativamente hubo menos riesgo de desarrollar diabetes que sus compañeros que no lo obtenían. La carga de trabajo también se correlacionó con el desarrollo de la enfermedad, los empleados que tienen exceso de trabajo suelen estar en mayor riesgo . 

Promover el equilibrio adecuado

Los resultados ponen de manifiesto algunos de los efectos negativos de nuestro entorno de trabajo cambiante, en el que los empleados están poniendo más horas que nunca, dice el Dr. Toker. Más allá de las horas que pasan en la oficina, en la actualidad, la tecnología nos permite estar conectados constantemente, lo que aumenta las expectativas de que el trabajo se completará en horas no laborables, y por lo tanto, genera un aumento en la carga de trabajo. Esto tiene un severo impacto en nuestra salud, advierte.

Uno de los hallazgos más interesantes del estudio mostró que es tan perjudicial el exceso de trabajo como la percepción de una carga de trabajo demasiado pequeña y mediocre. Los empleados necesitan sentirse desafiados para mostrar interés y compromiso en sus puestos de trabajo.

En conclusión, este tipo de investigaciones nos enfocan en encontrar el equilibrio adecuado, en términos de carga de trabajo y apoyo social necesario para realizarlo, ya que un buen rendimiento laboral, implica buscar la formación de una red de apoyo emocional y mejorar la comunicación dentro de la oficina.

New Call-to-action

Categorías: Seguridad ocupacional y prevención Innovación en recursos humanos Estrés laboral y salud mental

 

Agradecemos tus comentarios