Blog de bienestar y salud laboral

¿El físico y la personalidad afectan el trato en el trabajo?


salud laboral, acoso laboral

Los investigadores identifican las características que pueden afectar nuestras emociones en el lugar de trabajo y cómo se asocian o no, a los abusos y malos tratos.

Brent A. Scott y Timothy A. Juez investigaron sobre el comportamiento contraproducente o nocivo en el trabajo (ellos lo llaman CWB, por sus siglas en inglés: counterproductive work behaviour), específicamente sobre lo que favorece que un empleado sea blanco de acoso laboral, de agresión o tenga un comportamiento antisocial.

En este estudio, se identificaron características que están relacionadas directamente con el comportamiento y la vulnerabilidad para ser o no agredidos en el lugar de trabajo: tendencia a experimentar emociones negativas como la ira, la hostilidad y la ansiedad; tendencia a ser altruista, cálido y considerado; y la apariencia física.

¿El interior es lo que cuenta?

Los autores de esta investigación descubrieron que los empleados desagradables y físicamente poco atractivos recibieron más abusos por parte de sus compañeros de trabajo, lo que propiciaba en ellos sentimientos negativos hacia sus colegas, generando un círculo vicioso de abusos y mala actitud. 

La noción de la belleza y su relación con el trato interpersonal, ha sido tema de estudios previos, las personas físicamente atractivas han sido juzgadas además como "más amables, agradables y sociables" y éstas a su vez, reportaron haber recibido mejor trato que las poco atractivas, incluso en el trabajo. 

También resulta evidente que las personas con actitud hostil terminan generalmente por ser detestadas por quienes conviven a diario con ellos.

La personalidad juega un papel importante para saber si alguien es o no candidato a sufrir abusos en la oficina, y la belleza –característica socialmente deseable–, es también, sin duda, un factor determinante.

Los investigadores explican, "las personas que parecen estéticamente más agradables para los demás, provocan emociones positivas, mientras que las poco atractivas pueden provocar emociones negativas.

¿Para qué realizar este tipo de estudios? 

Básicamente para que los empleadores puedan predecir quienes, dentro de su equipo, pueden convertirse en blanco de abusos y así poder apoyarles para que no se conviertan en víctimas.

Evidentemente es difícil alterar el atractivo físico y sobre todo a uno de nivel de agrado, pero los empleados deben darse cuenta de que, mejorar su apariencia en conjunto con su actitud les permitirá forjar una personalidad que los proteja de la violencia laboral.

Medidas y soluciones

Como sabemos la salud y la belleza están íntimamente relacionadas y en materia de salud laboral, podemos contribuir apoyando a nuestros empleados con un programa de salud y bienestar laboral, donde incluyamos información para su cuidado personal, comenzando por lograr que lleguen a su peso ideal, fomentando hábitos saludables en la oficina, realizando actividades que promuevan el respeto y la tolerancia, que tarde o temprano favorecerán el trabajo en equipo, y por último, incentivando justamente a quienes se han desempeñado de manera eficiente.

Feria de Salud

Categorías: Innovación en recursos humanos Estrés laboral y salud mental

 

Agradecemos tus comentarios