Blog de bienestar y salud laboral

¿Cómo enfocarse en el trabajo a pesar de los problemas personales?


estrés laboral por problemas personales

Mantenerse enfocado en el trabajo cuando se atraviesan problemas personales que no estamos acostumbrados a resolver resulta extremadamente difícil. Un divorcio, la muerte de un familiar u otro evento drástico puede voltear nuestro mundo de un día a otro. ¿Cómo podemos sobrellevar esa preocupación y encima de todo mantenernos enfocados en nuestro trabajo con el menor estrés laboral posible? Aunque siempre será sumamente difícil trabajar cargando un problema de tal magnitud, estos consejos tienen el objetivo de disminuir la carga de estrés en la realización de las actividades laborales.

Cuando hay situaciones que alteran nuestra vida en casa puede ser fácil hacer a un lado las responsabilidades laborales. Esto es comprensible y admisible para un corto periodo de tiempo (al enfermarse gravemente un familiar, por ejemplo), pero es importante darse cuenta de que evadir el trabajo no será una buena solución a largo plazo.

En esta situación seguramente serás apoyado por la mayoría de las personas, tu jefe y tus colegas se compadecerán de ti por algún tiempo, pero más tarde, tendrás que volver a tomar las riendas de tu trabajo, ya que hay muchas personas que después de vivir una adversidad, su reputación cae en picada.

Es difícil preocuparse por el trabajo cuando se atraviesan por problemas personales, pero debes recordar lo importante que es tu trabajo. Comienza por preguntarte, qué tan mal están las cosas ahora y qué tanto empeorarían si perdieras tu empleo. Con suerte, esto te dará la motivación suficiente para retornar a tu vida laboral y valorarla. 

Orden es progreso

Si experimentas problemas para concentrarte en el trabajo, tómate un tiempo la noche anterior para reflexionar y ordenar cuidadosamente tu horario y tus actividades para el día siguiente. Procura no salirte de tu agenda programada, saber específicamente qué tienes que hacer cada día te ayudará a mantenerte concentrado en tus tarea, además si te mantienes ocupado tendrás poco tiempo para pensar en los aspectos negativos de tu vida personal. 

Mantén el equilibrio, tampoco abuses del trabajo con tal de mantenerte ocupado, porque sólo lograrás estresarte y agobiarte más. Cumple tu agenda y además deja espacio para el descanso y la vida social. Si en tu caso regresar a casa se convierte en algo muy estresante piensa en actividades que puedan distraer tu atención y eleven tu estado de ánimo.

El show debe continuar

La actividad física es una excelente opción, una clase yoga o de baile, hacer reuniones periódicas con tus amigos o familiares, adoptar un pasatiempo como leer, ir al cine, etc. 

Nunca pienses que cuando algo negativo está sucediendo en tu vida, tienes que actuar de la misma manera, al contrario, tienes que darle la vuelta a esas experiencias haciendo algo completamente diferente. Si estás triste escucha música alegre que no te recuerde tu malestar, si tienes un problema económico piensa en alternativas que te ayuden a reunir más medios, en fin, no te paralices, busca apoyo psicológico si crees que lo requieres, haz lo que tengas que hacer, pero no pierdas la cabeza. Espero que estos consejos te ayuden a encontrar un punto de partida eficaz.

 

eBook Programas Corporativos de Bienestar

Categorías: Estrés laboral y salud mental

 

Agradecemos tus comentarios