Blog de bienestar y salud laboral

¿Puede la diversión en el trabajo aumentar la productividad?


 La diversión en el trabajo puede aumentar la productividad

Es lunes, comienza una nueva semana de trabajo y te quiero preguntar ¿Qué fue lo que pensaste cuando entraste por la puerta de la oficina? Toma un momento para pensar.

Si pensaste “¡Qué emoción! Es hora de iniciar una nueva semana de trabajo” ¡Te felicito! Así es como debería de sentirse llegar a trabajar cada semana.

Si pensaste “¡Agh! Otra semana más, ¿y yo? Trabajando”, tal vez no te encuentras en un buen trabajo, pero no porque no sea el trabajo indicado para ti, sino porque la cultura laboral de tu empresa se ha olvidado de la importancia de hacer que sus colaboradores se sientan como si fuera su primer día de trabajo cada día de la semana.

¿Recuerdas esa primer semana de trabajo, cuando te levantabas más temprano de lo que necesitabas para ser el primero en llegar y poder impresionar a tus nuevos compañeros con tu compromiso, cuando te asombraba todo lo estabas aprendiendo y no podías esperar a contarle a tus amigos todo lo que habías hecho en tu nuevo empleo? Tal vez pienses que es ingenuo de mi parte decirlo pero ¡Así se debería sentir cada día!

¿Cuándo dejamos de divertirnos en el trabajo?

Cuando comenzamos a trabajar nuestras funciones, sin importar qué tan hábil o experimentado seas en el puesto, estamos condicionados a experimentar estrés; conforme las dominamos, se vuelven más placenteras y disfrutables; sin embargo, después de un tiempo, comienzan a aburrirnos, se vuelven repetitivas y monótonas, por lo que nos sentimos cansados y estresados, esto se debe a la falta de retos, lo que hace que el ambiente laboral carezca de emoción.

Con crear retos para tus colaboradores no quiero decir que eleves sus metas de trabajo, eso solamente los estresaría más y los expondría a sufrir del síndrome de burnout (aquí puedes leer más sobre burnout). A lo que me refiero es que su trabajo se ha vuelto tedioso, por lo que tus colaboradores no se están divirtiendo.

Ahora más que nunca, empresas de todos los tamaños están invirtiendo en convertir del trabajo una experiencia agradable para sus colaboradores, no sólo porque quieran que sus trabajadores sean felices, sino porque entienden que al generar un buen ambiente de trabajo, aumentan la productividad de su personal y por lo tanto el retorno de inversión es más elevado que su costo.

¿Cómo encontrar diversión en el trabajo?

Las compañías más innovadoras como Google, Best Buy o Facebook se encuentran invirtiendo en herramientas que sean “más divertidas” para utilizar y ¿Cuál es el resultado? Atraen y retienen al mejor talento, tienen altos niveles de productividad y cuentan con ambientes de trabajo relajados.

En mi opinión, una de las mejores herramientas que se pueden implementar en el trabajo son las aplicaciones gamificadas (adaptación de la palabra en inglés Gamification) como la que ofrecemos en Uhma, que están tomando un papel muy importante en las empresas porque crean retos divertidos, estimulan el trabajo en equipo y pueden recibir un premio o reconocimiento especial frente a sus compañeros –además, ¿a quién no le gusta alardear que le ganó a otra área de la empresa, o incluso, al director?–.

Existen posibilidades tan sencillas como cambiar los cubículos por mesas de trabajo y rotar el orden en el que se sientan tus colaboradores, hasta las más tecnológicas como participar en plataformas digitales. Cada empresa tiene su propia cultura laboral, así que es la labor de cada una encontrar actividades que presenten diversión y retos, con el fin de tener empleados felices, productivos y energizados como si fuera su primer día de trabajo cada día del año.

Si no quieres creerme a mi, tal vez las palabras de un genio creativo del tamaño de Tomás Alba Edison te haga cambiar de opinión, que apesar de haber creado 1093 inventos patentados, en una ocasión dijo:

“Nunca tuve un día de trabajo en mi vida, todo era diversión.”

Cursos_programas_corporativos_de_bienestar

Categorías: Cultura corporativa

 

Agradecemos tus comentarios