Blog de bienestar y salud laboral

Encuentra el equilibrio entre vida y trabajo


equilibrio entre vida y trabajo

Precisamente porque soy médico y diseño programas de salud y bienestar laboral, soy muy consciente de lo difícil que puede ser llegar a encontrar un equilibrio de vida y trabajo -sobre todo porque mucha gente dice que soy un poco adicto al trabajo.-

Cada mañana me levanto temprano, hago una sesión de yoga de hora y media, desayuno y voy a mi oficina. De ahí en adelante trabajo varias horas, hago pausas breves para, por ejemplo, tomar el almuerzo, despejarme haciendo algo divertido como pintar o mostrarles a mis colaboradores alguna nueva presentación o video que pueda estimular su creatividad y motivarlos.

Salgo lo más putnual que puedo del trabajo, voy a casa a convivir con mi familia a la hora de la cena, algunas veces con los amigos y otras a meditar a solas. Me he propuesto no trabajar en casa, y mucho menos, los fines de semana, así los puedo dedicar a cumplir retos, hacer cosas diferentes y divertidas, y disfrutar a mis seres queridos. Aún así, me doy cuenta, que en esos momentos de relajación y entretenimiento, surgen grandes ideas para aplicarlas en mi empresa, será porque me apasiona lo que hago. A grandes rasgos, así es mi vida.

Parece equilibrada y trato de que así sea, esta es la fórmula que he encontrado para trabajar intensamente y al mismo tiempo mantenerme saludable y feliz, sin embargo, siempre habrá circunstancias no planeadas que rompan esta "rutina", pero no por ello me frustro y si a ti te ocurre, tampoco deberías, al contrario, enfréntalas y regresa lo más pronto posible a ese esquema.

En esta ocasión te doy algunos consejos que me han sido de gran utilidad para conseguir este equilibrio de vida y trabajo:

1. Escúchate

Comienza haciéndoles caso a las señales más sutiles de tu cuerpo: el hambre, la sed, la relajación y el sueño. Si las respetas, verás que muy pronto te comenzarás a sentir mejor. Si las ignoras desencadenarás una serie de problemas como dolores de cabeza, trastornos digestivos, dolores de espalda y cuello, e incluso, a largo plazo, puedes llegar a padecer enfermedades cardiacas o diabetes.
Así que en primer lugar, pon atención a tu cuerpo.

2. Alégrate

Si vas a tener una larga y pesada jornada de trabajo, asegúrate que sea por algo que realmente ames, en lo que verdaderamente creas y con gente que te haga disfrutarlo aún más. Sé que pensarás que es imposible, pero ¿lo has buscado? ¿te lo has propuesto? Eso que siempre has querido hacer ¿lo puedes hacer realidad? ¡Lucha por ello!
En la mayoría de las ocasiones, nuestra actitud predispone las buenas o malas experiencias. Si vas a pasar muchas horas en la oficina, pásalas bien. Si haces algo que no te gusta y además lo haces de mala gana, estarás aportando la mitad de tu capacidad y lo lamentarás toda tu vida.

3. Respétate

Si logras tener un trabajo que puedas desempeñar con pasión, será la mejor manera de vivir tu máximo potencial. Para ello tienes que estar bien contigo mismo. No confundas los logros profesionales con el éxito, éste lo tendrás cuando consigas el equilibrio entre vida y trabajo. Recuerda que no vivimos para trabajar.
Tómate el tiempo para dar un paseo en bicicleta, darte un masaje, leer o cualquier otra actividad que te proporcione diversión y que te permita mirar más allá de tu oficina. Si sientes que no tienes tiempo para ello, significa que tienes que negociar tus horas o condiciones de trabajo.

Voy a finalizar esta nota porque es domingo y mi familia me está esperando para ir al ciclotón. Te dejo reflexionando con una frase de Bruce Lee: "Hay que buscar el buen equilibrio en el movimiento y no en la quietud."

Así que ¡a moverse! Si no sabes cómo empezar, te recomiendo leer esta publicación.

salud_laboral_familia

Y tú ¿qué estás haciendo para encontrar este equilibrio de vida y trabajo? Me interesa conocer tu opinión.

 New Call-to-action

Categorías: Consejos de salud y bienestar

 

Agradecemos tus comentarios