Blog de bienestar y salud laboral

Cómo implementar tu Feria de Salud corporativa I


Implementar tu Feria de Salud

Cada vez más evidencias muestran que nutrir la salud y bienestar de la fuerza laboral tiene un gran impacto en su productividad y en la rentabilidad de las empresas. Las Ferias de Salud son las iniciativas más prácticas y económicas para fomentar el bienestar de tus colaboradores. Esta es la primera de una serie de publicaciones sobre cómo implementar la tuya.

¿Por qué organizar una Feria de la Salud?

Los beneficios de una feria de salud son muchos, por ejemplo, uno de los más importantes es que al realizar un diagnóstico del estado de salud de las personas que integran tu organización, demuestras tu interés en su bienestar y reúnes la información que te permitirá tomar decisiones mejor informadas respecto a tu estrategia para fomentar una cultura corporativa de salud.

Una feria de salud también sirve para promover el trabajo en equipo y la integración de tus colaboradores, quienes interactúan en actividades divertidas durante su horario laboral, haciéndolos más productivos en sus tareas convencionales.

Las ferias de salud más exitosas contienen una mezcla de tres elementos:

  1. Evaluación, mediante valoraciones médicas y cuestionarios.
  2. Educación, a través de pláticas y materiales de comunicación como volantes, carteles y folletos.
  3. Activación, con clases y dinámicas grupales.

La combinación de estos elementos genera cambios en los hábitos de tus colaboradores, que se mantienen a través del tiempo y hacen tangibles los resultados de tu esfuerzo.

¿Cómo iniciar?

Lo primero que debes hacer es preguntarte qué deseas lograr con tu feria de salud. Algunas respuestas que hemos escuchado en Uhma son:

  • Establecer un evento anual que demuestre mi compromiso con la salud de mis colaboradores.
  • Potenciar mi programa de salud laboral actual, incorporando actividades nuevas y divertidas.
  • Documentar el resultado de mis esfuerzos por mejorar la salud y bienestar de mis colaboradores.
  • Detectar riesgos ocultos que puedan afectar a la empresa en el largo plazo.

Existen muy buenas razones por las cuales debes procurar la salud de tu fuerza laboral, pero lo que también debes tener claro son los resultados que esperas obtener desde la perspectiva de tu empresa, algunos pueden ser:

  • Disminuir el ausentismo y la rotación de personal.
  • Reducir los gastos médicos y la siniestralidad.
  • Aumentar el bienestar y como resultado la productividad.
  • Generar un cambio cultural.

Al establecer los objetivos de tu evento te formas una idea realista de resultados que puedes esperar, lo cual te permite fijar objetivos, compartirlos con tu equipo y presentar argumentos a los tomadores de decisiones en tu empresa.

Cabe mencionar que una feria de la salud es un evento que se desarrolla a lo largo de una o dos semanas exclusivamente, y por lo tanto, no tiene el mismo impacto que un programa continuo de salud laboral, sin embargo, es una gran forma de iniciar uno o de impulsar el que ya tienes en curso.

Siguiente: La planeación de tu feria

Feria de Salud

 

Categorías: Innovación en recursos humanos Consejos de salud y bienestar Aspectos financieros en RRHH Cultura corporativa

 

Agradecemos tus comentarios